Consejos para iluminar el living

EL LIVING

Pensando en el diseño

Es lugar de la casa donde compartimos nuestro buen gusto con aquellos que nos visitan.

Si bien los diseños actuales tienden a ambientes despojados, de texturas simples y  colores neutros y opacos (minimalismo), en los últimos años vuelve lo opuesto: colores pasteles, madera, bronce, combinados eclécticamente con muebles de diferentes estilos: algo clásico, algo moderno, mezclado con objetos variados, en lo posible vinculados a nuestros afectos. Así el altillo de la abuela y los negocios de compraventa se convierten en el lugar donde ir a buscar elementos decorativos.

Esta tendencia está vigente más allá del concepto de la vivienda (urbana, de campo o playa, colonial o moderna). Lo difícil es saber como combinar diferentes elementos.

A la hora de iluminar tenemos multiplicidad de diseños en los artefactos, que van desde lo minimalista o lo moderno a diseños con reminiscencias barrocas, francesas o inglesas. No hay restricciones a la hora de elegir.

Cuatro escenarios

El living puede ser un ámbito de muchas actividades. Un lugar para dialogar o leer un libro sentados, un lugar para ver televisión, un lugar donde servir un café o un breve refrigerio, un lugar donde tocar o escuchar música.

Siendo la estructura y amoblamiento invariables, nos queda la luz para generar el ambiente adecuado para cada actividad.

Hoy se dispone de llaves de 4 escenarios, que nos permiten al oprimir 1 botón encender las luces necesarias para ambientar. Por ejemplo:

Escenario 1: Iluminación general. Luces de techo, provistas por plafones, arañas o spots embutidos. Es una iluminación de destaque, siendo la potencia mínima recomendada de 15W por m2

Escenario 2: Iluminación íntima. Veladores, lámparas de pie, apliques de pared, iluminación de cuadros. Puede optarse por variadores de intensidad de luz que nos permitirán ajustar la luz a nuestro gusto.

Escenario 3: Minicine. Luces embutidas en piso, desniveles o gargantas. De preferencia con leds de baja potencia. Quedan levemente iluminados bordes y pasos, que nos orientan en los desplazamientos, sin molestar con su reflejo la pantalla.

Escenario 4: Reuniones o fiestas. Toda la iluminación a pleno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *